Contraste
A A A

Usted está aquí

  • Entre enero y abril de 2019, la Secretaría Distrital de Movilidad ha impuesto 226 comparendos en 38 operativos de control en Bogotá.
  • En las localidades de Usaquén, Kennedy y Suba fueron identificados el mayor número de infractores por conducir bicitaxis con motor.
  • El uso de tricimotores podría poner en riesgo la vida de conductores, pasajeros y demás actores viales.

 

Bogotá. Mayo 15 de 2019. La Secretaría Distrital de Movilidad está comprometida en combatir la ilegalidad. Mediante operativos de control realizados con la Policía Metropolitana de Tránsito, entre enero y abril de 2019 se impusieron 226 comparendos a tricimotores y se inmovilizaron 220. Según la normativa nacional (Resolución 160 del 2 de febrero de 2017 del Ministerio de Transporte), está prohibido el servicio de transporte público de pasajeros en vehículos de tres ruedas, provisto de un motor de combustión interna, eléctrico y/o de cualquier otro tipo de generación de energía.

 

Febrero y marzo fueron los meses que registraron mayor número de comparendos, 66 y 67 respectivamente. En lo que va corrido del año, las autoridades de tránsito han realizado 38 operativos de control para detectar bicitaxis que circulen por la ciudad usando motor. El mayor número de controles a este tipo de vehículos se ha hecho principalmente en las localidades de Usaquén, Kennedy y Suba.

 

Durante las actividades de vigilancia y control, la Secretaría Distrital de Movilidad ha logrado detectar que los conductores de tricimotores además de conducir sobre aceras, plazas, vías peatonales, zonas verdes o bermas, donde está prohibido, dejan estos vehículos estacionados en sitios no autorizados o cuando se ven sorprendidos por la autoridad, dejan abandonados los bicitaxis en plena vía pública.

 

Desde abril de 2018 hasta el 10 de mayo de 2019, el Distrito ha registrado 1.055 entradas de tricimotores a patios. Los dueños de estos vehículos han reclamado 982 de ellos. Sin embargo, aún quedan 73 tricimotores que no han sido reclamados en los patios de Bogotá.

 

Si la autoridad de tránsito detecta a una persona conduciendo un tricimotor y prestando el servicio de transporte de pasajeros, la infracción a imponer es la D.12: “Conducir un vehículo que, sin la debida autorización, se destine a un servicio diferente de aquel para el cual tiene licencia de tránsito”. Así mismo, el infractor deberá pagar una multa por 828 mil 100 pesos.

 

En el 2018 se impusieron en total 1.120 comparendos a conductores de tricimotores y se inmovilizaron 918 vehículos.

 

La vida está primero

 

La Secretaría Distrital de Movilidad ha advertido sobre los riesgos que corren los pasajeros, conductores y otros actores viales, al usar estos vehículos. Por ser de fabricación rudimentaria, los motores que instalan no cumplen con los estándares mínimos de calidad para su elaboración. De esta manera, las condiciones de desempeño y seguridad para prestar un servicio de transporte público son mínimas. Igualmente, los tricimotores no cuentan con seguros reglamentarios que responsan en caso de un siniestro vial.

 

Las autoridades de tránsito intensifican los controles en las vías de Bogotá a tricimotores en el marco de la política de seguridad vial Visión Cero, que busca la reducción total de víctimas fatales y lesionadas en siniestros de tránsito. A su vez, promueve una movilidad sostenible que contribuya con el medio ambiente y con formas alternativas de moverse dentro de la ciudad.

 

Entre enero y abril de 2019, la Secretaría Distrital de Movilidad adelantó un censo de bicitaxis y bicitaxistas en Bogotá, cuyos datos están siendo procesados con el fin de avanzar en la estructuración técnica, legal y financiera de la prestación de transporte público de pasajeros en bicitaxis en la ciudad. Se espera contar con los resultados del censo a finales de mayo.

 

 

 

Oficina Asesora de Comunicaciones y Cultura para la Movilidad

Secretaría Distrital de Movilidad